Páginas

lunes, 20 de agosto de 2018

Ayuda idónea 2da parte.




Génesis 2:18 

Dios ha tenido misericordia para con toda su creación desde antes de la fundación del mundo y nunca descuido ni ha descuidado su creación, es por esto un hecho más cuando los animales tenían su compañero (a) también le favoreció al primer hombre una ayuda idónea con el sentir que ya Dios había puesto en su corazón para con la mujer.

El Amor, Historia, Pareja, Joven, Romántico
Lo idóneo, es igual a suficiente, apto, capaz, dispuesto y proporcionado.

Tomando estas palabras que definen la mujer como ayuda idónea, el hombre de hoy debe preguntarse:

1- ¿Acaso soy digno de tener a esta mujer idónea?

Photo of a Man Sitting Near the Windoww

2- ¿Que hice yo para merecerla?





3- ¿Estoy dispuesto en respetarla y amarla hasta que la muerte nos separe?


  

La exaltación que salió desde lo más profundo del corazón de Adán cuando vio a Eva debe ser lo mismo que se refleje en el corazón del hombre de hoy (sorpresa, alegría, exaltación, gentileza, cuidado y amor).



Esta es hueso de mis huesos y carne de mi carne V23, es por esto que yo valorare lo que Dios mismo hizo para mí.
Personas, Hombre, Mujer, Pareja, El Amor, Beso, Íntima

ü  La cuidare
ü  La respetare
ü  La exaltare
üLa amare hasta que la muerte nos separe.




Pastores Giovanny Cruz y Cesarina Reyes de Cruz

viernes, 10 de agosto de 2018

Ayuda idónea parte 1.


Génesis 2:18

Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre este solo;
 le haré ayuda idónea para él.




Ilustración de la edad de la mujer del ciclo de generación femenina. etapas de vida de las mujeres


La ayuda idónea no es una mujer totalmente diferente al hombre, si no, más bien una mujer igual a él con sus virtudes (bondadosa, honesta, respetuosa, solidaria, amorosa, entre otras), pero también con sus defectos (autoritaria, envidiosa, agresiva, arrogante, egoísta, codiciosa, entre otras).


Imagen relacionada


Ella fue hecha al igual o semejante al hombre con las mismas virtudes y defectos. Es por esto que debemos de entender que no podemos hacernos la idea de que ella es diferente, más bien, debemos de buscar con la ayuda de Dios en amarla y respetarla, cuidar lo que por gracia hemos recibido de nuestro Señor y Salvador. 


Pastores Giovanny Cruz y Cesarina Reyes de Cruz

viernes, 27 de julio de 2018

Vestíos de amor



Existen una serie de reglas para vestir conforme la ocasión porque esto nos vincula con el ambiente. Nuestra forma de vestir proyecta nuestra imagen, como nos ven los demás, inclusive como nos vemos a nosotros mismos.

El elegir que vestimenta usar a veces se convierte en un dolor de cabeza y sobre todo para las mujeres. En ocasiones hasta se sacrifica la comodidad con tal de ir acorde a la ocasión o de respetar algún código de vestimenta.

Efesios 4:24 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
Hemos sido llamados a una nueva vida en Cristo, por tanto hemos sido despojados de los harapos malolientes del viejo hombre y vestidos de justicia y santidad de la verdad.
Cuando nos convertimos nos hemos vestido del nuevo hombre. En Cristo somos trasladados al ámbito del amor de Dios; y, al ir profundizando en el conocimiento del amor de Cristo, su Espíritu despierta en nosotros la capacidad para amar.
¿Qué significa «revestido del nuevo hombre»?
Significa que su conducta debería estar acorde con su fe en todos los lugares, vestir conforme a su nueva identidad, ponerse su ropa de Gozo Paz  Paciencia  Benignidad Bondad Fe  Mansedumbre Templanza
Debemos ir haciendo crecer el fruto del Espíritu Santo  en nuestras vidas de día en día: que ablande nuestros corazones para hacerlos tiernos y compasivos con nuestra pareja que es nuestro prójimo más cercano.
Que amemos a nuestras parejas con un amor más entrañable que el de ayer; que Dios ponga en nuestra mente aquellos actos de amor que quiere que hagamos para su gloria y para bien de la relación de pareja.

Practicar una lista de virtudes sin practicar el amor con los de nuestra casa, nos puede conducir a una distorsión, fragmentación y estancamiento Esto no significa que no deban existir opiniones distintas sino que los esposos cristianos debieran trabajar juntos en amor, más allá de sus diferencias.
El hogar no es meramente un sitio donde comemos y dormimos, Tampoco no es algun hermoso edificio ni el mobiliario sino la atractiva morada donde ir a refugiarnos y encontrar el descanso y la paz.
Lo que hace al hogar son los miembros que lo componen, es la felicidad, el afecto, y tierno cuidado entre los miembros del círculo familiar concedido por Dios.
Cuando dos personas se unen en Cristo, su objetivo es crecer en semejanza a Cristo a lo largo de la vida del matrimonio. Donde creen un  hogar en el cual al Señor se le da su justo lugar y donde cada miembro de la familia obra conjuntamente conforme a la mente y propósitos de Dios, donde el amor de Dios es conocido y derramado en el corazón y es el elemento gobernante en el hogar.
Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.


Colosenses 3:12–14

viernes, 6 de julio de 2012

Devocional para Parejas

Un hombre me dijo recientemente que él rara vez maldice. Cuando lo hace, es sólo delante de su esposa.

Una mujer habla con hospitalidad cortés con su jefe cuando él la llama en el hogar. Cuando cuelga, sin embargo, dice una andanada de críticas airadas que se derrama por el trabajo extra que él quiere que se haga.

En el matrimonio se encuentra la relación más relajada en la tierra. Sentimos una comodidad con nuestra pareja como con ninguna otra persona, un estado totalmente maravilloso. A menos que nos cuidemos, sin embargo, podemos herir el espíritu de nuestra pareja. Como dice el refrán, la familiaridad alimenta el desprecio. "Debemos esforzarnos para mostrar a cada uno respeto".

Hay dos problemas para el hombre que insulta en torno a su esposa, pero no con nadie más.

 En primer lugar, la calidad de nuestro carácter se revela en la mayoría de las cosas pequeñas, no en las cosas grandes. El cristianismo encuentra su verdadera prueba en el tráfico, cuando el auto se descompone, cuando de repente se cancela una cita en el último momento, y en los límites del matrimonio.
Nuestras parejas decidirán, si nuestro cristianismo es verdadero para nosotros, en base a lo que vivimos, y lo harán a pesar que pensamos que no se dan cuenta.

Podemos pensar en nosotros mismos como totalmente justos. Creemos que, si no puedo dejar salir un poco de vapor con mi compañero, ¿dónde puedo? El problema es el informe que el otro cónyuge tendría que dar.
La manera en que están detrás de las cortinas bien dibujadas de nuestro castillo privado es la forma en que realmente somos.

Al tomar a su esposa por segura, el "marido maldiciones" ha demostrado una falta de respeto para su esposa y ha dañado su testimonio cristiano con la persona misma de quien tiene la mayor responsabilidad.


El segundo problema para este marido es que no debe haber nada en su comportamiento para que la esposa pueda tropezar en su fe. Otro ejemplo aún más ilustre. Un amigo fue a jugar en un torneo de golf de su compañía. El patrocinador, sin embargo, había contratado a las camareras ligeras de ropa de un bar local para actuar como anfitrionas. Su esposa estaba profundamente perturbada y no quería que él jugara. Este hombre no pudo simplemente ignorar sus preocupaciones y le dijo, "tengo que jugar. Es un negocio”. Él debe tratarla con las consideraciones y el respeto como la pareja que Dios le ha dado.

En este caso, tenían una maravillosa oportunidad para estudiar las Escrituras juntos, para determinar sus responsabilidades mutuas y también, para construir más confianza en la relación. Hacer menos que eso es tomar uno al otro por seguro y no mostrar respeto mutuo. Dicho sea de paso, decidió no jugar después de todo.


El esposo y la esposa deben respetarse el uno a otro, no tenerse entre sí por seguro. El matrimonio aumenta imperfecciones. En el espacio íntimo del matrimonio hay que estar alerta para representar a nuestro Señor y el uno al otro.



El matrimonio es el lugar más importante para vivir para Cristo.


 No debemos hacer nada que pueda hacer tropezar al otro.



DISCUSIÓN: Ambos respondan: ¿Actúa usted " como un no cristiano" en torno a su cónyuge? ¿De qué manera? ¿Por qué crees que sucede?
APLICACIÓN: Hable de las áreas en las que te llevan a darse al uno al otro por seguro. Nos comprometemos a ser más consciente de sí mismo y vivir como Cristo ante su compañero, no sólo a sus conocidos.

ORACIÓN: Uno o ambos, según sea el caso: Señor Jesús, yo confieso que he vivido una vida demasiado informal ante mi compañero. He pensado equivocadamente que comportarse de una manera semejante a  Cristo no era tan importante en mi matrimonio como en otros lugares. Puedo ver que yo estaba equivocado. Ayúdame a vivir con integridad delante de mi compañero. Amén. -------
 
 
 
 Los pensamientos de este devocional fue tomado del libro, Devocionales para Parejas- Edicion Hombre Frente al Espejo:  Para las parejas muy ocupadas que desean más intimidad en sus relaciones-escrito por Patrick Morley. Patrick Morley es un líder de negocios, orador y el autor más vendido de 12 libros, incluyendo The Man in the Mirror. Vive en Orlando, Florida. Este libro fue publicado en por Zondervan Publishing House.