Páginas

Páginas

Devocional Sugerido # 4


Familia sonriente tendido en la alfombra y mirando a la cámara1 Juan 3:1-10 Nueva Versión Internacional (NVI)

¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él. Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Todo el que tiene esta esperanza en Cristo se purifica a sí mismo, así como él es puro.
Todo el que comete pecado quebranta la ley; de hecho, el pecado es transgresión de la ley. Pero ustedes saben que Jesucristo se manifestó para quitar nuestros pecados. Y él no tiene pecado. Todo el que permanece en él no practica el pecado.[a] Todo el que practica el pecado no lo ha visto ni lo ha conocido.
Queridos hijos, que nadie los engañe. El que practica la justicia es justo, así como él es justo. El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo ha estado pecando desde el principio. El Hijo de Dios fue enviado precisamente para destruir las obras del diablo. Ninguno que haya nacido de Dios practica el pecado, porque la semilla de Dios permanece en él; no puede practicar el pecado,[b] porque ha nacido de Dios. 10 Así distinguimos entre los hijos de Dios y los hijos del diablo: el que no practica la justicia no es hijo de Dios; ni tampoco lo es el que no ama a su hermano.

Versículo para memorizar 3:10 

Así distinguimos entre los hijos de Dios y los hijos del diablo: el que no practica la justicia no es hijo de Dios; ni tampoco lo es el que no ama a su hermano.

Para Reflexionar 

Este capítulo contiene expresiones muy fuertes acerca del pecado. "El que peca, no Le conoce"; "el que hace pecado, es del diablo"; "todo aquel que es nacido de Dios, no hace pecado" (6, 8, 9). Sin embargo, en el capítulo 1:8, 10, Juan acaba de decir que "si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos", y "si decimos que no hemos pecado, hacemos a Dios mentiroso". ¿Cómo explicaremos estas paradojas?
  1. Hay una diferencia entre el pecado habitual voluntarioso y los pecados de debilidad. Es en gran parte asunto de la naturaleza interior. Una águila podrá meter sus alas en el fango, y sin embargo ser águila.
  2. Hay una diferencia entro lo absoluto y lo relativo. Comparados con Dios, somos pecadores. Comparándose con las normas humanas comunes, hay una diferencia bien marcada entre el justo y el malvado, aun cuando el justo no esté sin pecado.
  3. Juan puede haber tenido en mente ciertos maestros herejes quienes, a la vez que decían tener una comunión superior con Dios, se revolcaban en la inmundicia de la inmoralidad así como Jezabel de Tiatira (Apoc 2:20)  

Preguntas para meditar y compartir

  1. ¿Qué fue requerido de Dios para que El nos llame Sus hijos? (1)
  2. ¿Qué seremos nosotros? (2)
  3. ¿Qué harán aquellos quienes tienen esta esperanza? (3)
  4. ¿Qué es el pecado? (4)
  5. ¿Por qué fue manifestado el Hijo de Dios? (5,8)
  6. ¿De quién es el que peca? (8)
  7. ¿Qué no hace el que es nacido de Dios? (9)
  8. ¿Cuál es la prueba si usted es un hijo de Dios o un hijo del diablo? (10)

Aplicación a la vida en pareja:



  Venimos a ser hijos de Dios por creer en Cristo. La vida de Dios en nosotros nos capacita para amar a los miembros de nuestra familia.

Resultado de imagen para fotos familia gratis biblia  La forma en que tratamos a los demás muestra quién es nuestro Padre. Viva como un fiel y amoroso miembro de la familia.

 Amar significa poner a los demás en primer lugar, es decir, no ser egoístas.

El amor es acción, es muestra de que los demás nos interesan; no es simplemente decirlo. Para mostrar nuestro amor debemos dar como sacrificio nuestro tiempo y dinero a fin de suplir las necesidades de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios, sugerencias o aportes deben ser redactados en un lenguaje decente y/o respetuosos a la Palabra de Dios.